PORTABEBES

El portabebés lleva usándose desde el principio de la humanidad. Aún hoy, es muy popular en zonas como Asia, África y Sudamérica. Permite que tu hijo sienta tu calor, tu corazón.

portabebes

Mochila portabebé de mezcla de algodón, color negro

Gracias a esta útil herramienta las madres han podido llevar consigo a sus hijos mientras trabajaban, iban a buscar agua, trabajaban el campo…. porque no hay nada mas natural que un bebé experimente el nuevo mundo con seguridad y sintiendo la protección de la madre. Lo antinatural es lo que se está observando ahora, dejar a los niños en sillitas o carros durante horas sin ser tocados ni abrazados.

Refuerza el maravilloso vínculo entre tu y tu pequeño con el portabebés.

Mochila portabebes

Los niños que van en portabebés lloran menos.

Usando el portabebés los recién nacidos desarrollan mejor su capacidad cerebral. El niño siente a su madre, oye su voz, los latidos de su corazón… Se integra en la vida cotidiana, ve a gente al nivel de sus ojos, oye como su mamá conversa….

Con el portabebés se desarrolla el sentido vestibular y kinestésico del bebé. 

Con todo esto y gracias a que la madre, al llevarlo consigo, está constantemente tocándolo, meciéndolo, acariciándolo…y el niño siente el rebote de andar,  se crean nuevas conexiones nerviosas en el cerebro del bebé propiciándole un correcto desarrollo vestibular y kinestésico ( del equilibrio y de la percepción de su propio cuerpo ). Además de fortalecer su musculatura, puesto que el niño intentará mantener su cabecita y su espalda erguida.

Con el contacto paternofilial se libera oxitocina, “la hormona del amor”.

Otro aspecto que ayuda en la evolución neuronal del recién nacido es gracias al placer que siente tras la liberación de la oxitocina, hormona que se libera con el contacto con su progenitor.  También, al tenerlo cerquita, la compenetración será tal, que podrás anticiparte a sus necesidades y gozar ambos de mayor felicidad. Y solamente por llevarlo en el portabebés…

Físicamente, gracias a la posición de ranita que adopta niño tanto su espalda, su cabeza como su cadera se encontrarán en la situación óptima puesto que es lo más parecido a la postura que tiene el bebé cuando está dentro del útero, aunque pueda parecer forzada.

 

Deja un comentario